rutas_almoraima_castellar_los_alcornocales_990x430_f8
rutas_almoraima_castellar_los_alcornocales_990x430
rutas_almoraima_castellar_los_alcornocales_990x430_f3
rutas_almoraima_castellar_los_alcornocales_990x430_f6
rutas_almoraima_castellar_los_alcornocales_990x430_f5

La Finca La Almoraima es una enorme extensión de terreno administrada por el estado, cerrada al público y que alberga una gran parte del bosque del Parque Natural de Los Alcornocales.

Se trata del latifundio más grande de España con 14.113,1 hectáreas y ocupa el 78% del municipio de Castellar de la Frontera, un bonito pueblo a pocos kilómetros de peñón de Gibraltar a las puertas del Parque Natural. La Almoraima es tan grande que dentro cabría la ciudad entera de Sevilla (141 kilómetros cuadrados).

Ha sido terreno privado desde su reconquista a los Almorávides por el Conde de Saavedra, quién lo vendió a los duques de Madinaceli y tras varios propietarios acabó en manos de Ruiz Mateos hasta su expropiación por el estado en 1983. Un extenso paraje, destinado desde tiempos remotos al cultivo sostenible y aprovechamiento ecológico, el bosque de Los Alcornocales que queda dentro de sus lindes está perfectamente conservado y es denominado cómo la última selva europea.

Su extensión, ubicación, explotación ecológica y su carácter exclusivo, de uso cinegético para la aristocracia, ha preservado el inmenso valor medioambiental de la finca convirtiéndola en un enorme reducto de vida salvaje, paisajes sorprendentes y riqueza natural inigualable.

La Almoraima es enorme y hermosa. Cuando se asciende por sus lomas y se dejan atrás el pueblo y las dehesas, se apoderan del paisaje los alcornoques, quejigos y acebuches centenarios. Desde los cerros rematados por pinos de repoblación, parece que Gibraltar se pueda rozar con los dedos. La vista del Estrecho es uno de los encantos de este pulmón verde, El 90,4% de la finca está dentro del Parque Natural de Los Alcornocales, está cerrada al público y su visita sólo puede concertarse con la empresa Castellar GP concesionaria de las rutas guiadas, que oferta entretenidas actividades guiadas, explicaciones didácticas y avistamiento de animales.

Disponen de todo el equipo necesario para realizar las actividades, así que tu no tienes que llevar nada. En la ruta 4×4 puedes saborear a muy buen precio un contundente aperitivo campero que preparan con productos locales esquistos de primera calidad, merece la pena incluirlo. Con un poco de suerte puedes ver familias de ciervos, corzos y gamos mientras disfrutas de las viandas e incluso puede que se acerquen a curiosear. ¡Es genial!

Puedes visitar La Almoraima en:

Rutas guiadas exclusivas por la finca La Almoraima en Castellar de la Frontera.http://www.futur.org.es/wp-content/uploads/2015/02/castellar_gp_rutas_almoraima_destacada_588x307.jpghttp://www.futur.org.es/wp-content/uploads/2015/02/castellar_gp_rutas_almoraima_destacada_588x307-300x250.jpg admin Rutas y Actividades,,,,,,,,,
La Finca La Almoraima es una enorme extensión de terreno administrada por el estado, cerrada al público y que alberga una gran parte del bosque del Parque Natural de Los Alcornocales. Se trata del latifundio más grande de España con 14.113,1 hectáreas y ocupa el 78% del municipio de Castellar...
<div style="box-shadow: 0px 2px 4px #CCC;"></div> La Finca La Almoraima es una enorme extensión de terreno administrada por el estado, <strong>cerrada al público</strong> y que alberga una gran parte del bosque del Parque Natural de Los Alcornocales. Se trata del latifundio más grande de España con 14.113,1 hectáreas y ocupa el 78% del municipio de Castellar de la Frontera, un bonito pueblo a pocos kilómetros de peñón de Gibraltar a las puertas del Parque Natural. <strong>La Almoraima es tan grande que dentro cabría la ciudad entera de Sevilla</strong> (141 kilómetros cuadrados). Ha sido terreno privado desde su reconquista a los Almorávides por el Conde de Saavedra, quién lo vendió a los duques de Madinaceli y tras varios propietarios acabó en manos de Ruiz Mateos hasta su expropiación por el estado en 1983. Un extenso paraje, destinado desde tiempos remotos al cultivo sostenible y aprovechamiento ecológico, el bosque de Los Alcornocales que queda dentro de sus lindes está perfectamente conservado y es denominado cómo la última selva europea. Su extensión, ubicación, explotación ecológica y su carácter exclusivo, de uso cinegético para la aristocracia, ha preservado el inmenso valor medioambiental de la finca convirtiéndola en un enorme <strong>reducto de vida salvaje</strong>, paisajes sorprendentes y riqueza natural inigualable. <strong>La Almoraima es enorme y hermosa</strong>. Cuando se asciende por sus lomas y se dejan atrás el pueblo y las dehesas, se apoderan del paisaje los alcornoques, quejigos y acebuches centenarios. Desde los cerros rematados por pinos de repoblación, parece que Gibraltar se pueda rozar con los dedos. La vista del Estrecho es uno de los encantos de este pulmón verde, El 90,4% de la finca está dentro del Parque Natural de Los Alcornocales, está cerrada al público y su visita sólo puede concertarse con la empresa <a href="http://www.futur.org.es/castellar-gp-turismo-activo/"><strong>Castellar GP</strong></a> concesionaria de las rutas guiadas, que oferta entretenidas actividades guiadas, explicaciones didácticas y avistamiento de animales. Disponen de todo el equipo necesario para realizar las actividades, así que tu no tienes que llevar nada. En la ruta 4x4 puedes saborear a muy buen precio un contundente aperitivo campero que preparan con productos locales esquistos de primera calidad, merece la pena incluirlo. Con un poco de suerte puedes ver familias de ciervos, corzos y gamos mientras disfrutas de las viandas e incluso puede que se acerquen a curiosear. ¡Es genial! <h4><span style="color: #008000;">Puedes visitar La Almoraima en:</span></h4>